La medida del organismo repercute sobre aquellos contribuyentes que se encuentren desde septiembre de 2019 en procesos de juicio por apremio por deudas. Fuente IProfesional

La Agencia de Recaudación de la Provincia de Buenos Aires (ARBA) extiende hasta el 31 de marzo la suspensión de embargos.

La medida del organismo repercute sobre aquellos contribuyentes que se encuentren desde septiembre de 2019 en procesos de juicio por apremio por deudas anteriores, ni tampoco en casos de nuevos juicios por apremio. La norma afecta a más de 17 mil contribuyentes por un monto de más de $4.300 millones.

La decisión que ha tomado ARBA alcanza fundamentalmente a las PyMES y a los trabajadores independientes que acumularon deudas fiscales en el marco de la estrepitosa suba del dólar, iniciada en 2018.

La medida está en total relación con la Ley de Emergencia Social, Económica, Productiva y Energética, que establece una extensión de tiempo y un plan de pagos para PyMES, que serán implementados en las próximas semanas.

La suspensión de embargos estaba pautada para el 31 de diciembre de este año. Sin embargo, a través de la Resolución 47/19 fue extendida hasta marzo del año que viene. El documento fue firmado por el titular del ente recaudador, Cristian Girard, entre otros.

En los últimos días, Girard negó que el proyecto de ley impositiva enviado por el gobernador Axel Kicillof a la Legislatura bonaerense contemple un «impuestazo». Además, sostuvo que «en la provincia de Buenos Aires, María Eugenia Vidal no había enviado la ley de presupuesto ni la impositiva, por eso nos quedó esa función a nosotros».

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos requeridos están marcados *

Publicar comentario